Regulación bancaria: significado, objetivos, herramientas, estrategias

regulación bancaria

La regulación bancaria significa que la forma de hacer negocios y operar diariamente de un banco se llevará a cabo de tal manera que preserve los intereses de los depositantes, contribuya de manera disciplinada al sistema monetario y de préstamos, y proporcione a la banca servicios a los clientes con servicios eficientes y de calidad.

Significado de la regulación bancaria

Debido a la regulación, la gente mantendrá la confianza en un banco o en todo el sistema bancario. Los especialistas bancarios proporcionaron muchas definiciones de regulación bancaria.

La regulación o supervisión bancaria debe verse desde sus aspectos prudenciales, es decir, reglas y técnicas que tienen como objetivo proteger a los depositantes mediante la protección de la solidez del sector financiero o lo que generalmente se describe como su solvencia, liquidez y rentabilidad.

Según Heller (1991), "la regulación bancaria significa auditoría y análisis periódicos de las actividades bancarias para proteger los intereses de los depositantes mediante la utilización e implementación adecuadas de las normas pertinentes".

Handerson (1993) afirma: "El objetivo principal de la regulación ha sido estabilizar el sistema financiero contra los riesgos sistemáticos provocados por la quiebra de bancos individuales".

El objetivo principal de La regulación y supervisión bancaria es patrocinar esas actividades. mediante el cual se aumenta la protección de los intereses de los depositantes y se aumenta la fortaleza de todo el sistema bancario, también se aumenta la confianza del público en el sistema bancario.

Todas las definiciones mencionadas anteriormente plantean el mismo tema sobre la regulación bancaria.

Entonces, podemos decir que la regulación bancaria significa la protección de los intereses de los depositantes, establecer y mantener la confianza pública en el sistema bancario y establecer las reglas necesarias para asegurar la buena gobernanza de los bancos y las instituciones relacionadas con los bancos, lo que asegurará la estabilidad, la disciplina y fortaleza en el mercado financiero del país.

La regulación bancaria también incluye la supervisión y seguimiento de las actividades relacionadas con la licencia/permiso de negocios bancarios, capital, reserva y control de riesgo.

Diez objetivos de la regulación bancaria

Regulación bancaria: significado, objetivos, herramientas, estrategias

De la discusión anterior se desprende claramente que el objetivo principal de la regulación bancaria es proteger los intereses de los depositantes, asegurando un sistema bancario sano y eficiente y asegurando una actividad bancaria competitiva. La quiebra de un banco es un asunto crucial y delicado.

El negocio bancario está severamente regulado para proteger contra quiebras bancarias y mantener un sistema bancario adecuado. Para lograr estos objetivos funcionan diferentes autoridades de control, bancos centrales u otras organizaciones responsables.

  • Se garantiza la estabilidad del sector bancario y se aumenta la confianza del público.
  • Los desastres en la industria bancaria no ocurrirán debido a riesgos personales, es decir, negligencia de los funcionarios del banco, irresponsabilidad, fraude, fracaso, manipulación, mala conducta, etc.

El banco es la institución financiera más importante de cualquier país. En el mundo empresarial, la importancia de los bancos aumenta día a día y se hace más necesario regular adecuadamente el sector bancario.

En este sentido, las autoridades reguladoras formulan reglas para proteger los intereses nacionales y de los depositantes.

Desarrollar un sistema bancario adecuado y eficiente.

En un pais. El Banco Central y otras autoridades reguladoras bancarias, ya sea individual o colectivamente, formulan las reglas y regulaciones para crear un sistema bancario adecuado y eficiente.

Para mantener la estabilidad del sistema monetario y financiero:

Uno de los principales objetivos de la regulación bancaria es mantener la estabilidad y la movilidad del sistema monetario y financiero del país.

Porque el desarrollo económico de un país depende en gran medida del mercado de dinero. Además de esto, otro objetivo de la regulación bancaria es aumentar la confianza de los países extranjeros en el sistema bancario del país.

Para garantizar la máxima seguridad del depositante.

Las autoridades reguladoras bancarias formulan todas las reglas y regulaciones necesarias para garantizar el más alto grado de seguridad para el monto de los depositantes. Si los bancos no pueden garantizar la seguridad necesaria del importe de los depositantes, seguramente perderán la confianza de los clientes.

Asegurar la inversión en sectores socialmente preferenciales

No se puede ignorar el papel del Banco en el desarrollo socioeconómico de un país. Invertir en los sectores socialmente preferenciales es una tarea importante del banco.

Es por eso que las autoridades reguladoras bancarias crean las reglas y regulaciones necesarias para utilizar eficientemente sus recursos y garantizar la inversión adecuada en los sectores socialmente preferenciales.

Minimizar las discrepancias en los servicios bancarios.

Uno de los principales propósitos de las leyes reguladoras bancarias es garantizar que no surjan discrepancias en la prestación de servicios bancarios a los clientes del banco.

Garantizar una competencia adecuada y eficiente en el negocio bancario.

La calidad de los servicios bancarios que reciben los clientes depende en gran medida de la situación del mercado monetario y del entorno bancario general de un país. Un entorno bancario con la competitividad adecuada es una bendición para los clientes.

Por eso, crear un entorno bancario sano y competitivo es otro objetivo importante de la regulación bancaria.

Para evitar una posible catástrofe en el negocio bancario

Para evitar desastres repentinos en el negocio bancario del país, las autoridades reguladoras bancarias formulan las reglas y regulaciones necesarias en materia de condiciones de liquidez, reservas y suficiencia de capital.

Mantener el sistema crediticio y el flujo bajo control.

La política crediticia es un aspecto importante de la política monetaria. Muchos factores económicos dependen de una política de préstamo eficaz.

Por ejemplo, la inflación aumenta la política de préstamos fáciles en un país. Por lo tanto, las autoridades reguladoras bancarias mantienen una mirada cautelosa al flujo general de crédito y las políticas crediticias de los bancos.

Mantener el equilibrio en los activos-pasivos del banco.

Como institución, un banco debe mantener un equilibrio adecuado en los activos y pasivos para garantizar la eficiencia en la situación financiera.

Garantizar la confianza del público a través de un servicio de calidad.

En el negocio bancario, la fe de las masas depende principalmente de la satisfacción con la calidad del servicio. Un servicio satisfactorio es casi imposible sin tecnología mejorada y actividades de servicio dedicadas.

Las autoridades reguladoras bancarias orientan periódicamente a los bancos existentes sobre la mejora de los servicios para mantener la confianza del público en el sistema bancario en general.

Herramientas y estrategias de regulación bancaria

Las autoridades reguladoras bancarias utilizan diferentes herramientas y estrategias para lograr los objetivos de la regulación bancaria.

Estas herramientas y estrategias de regulación bancaria pueden diferir en diferentes países y pueden diferir en el mismo país en diferentes momentos.

Las herramientas y estrategias de regulación bancaria formuladas por las autoridades difieren en el tiempo debido a situaciones políticas, sociales y económicas.

Generalmente, todas las actividades se toman para garantizar el interés de algunos sectores.

  1. Para proteger el interés de los clientes.
  2. Aumentar la habilidad y el interés de los banqueros.
  3. Para defender el interés nacional.

11 estrategias/herramientas para salvaguardar el interés de los clientes del banco

Para salvaguardar la seguridad del dinero de los depositantes.

Las autoridades reguladoras bancarias garantizan la seguridad de los bancos formulando tasas y obligando a los bancos a mantener esas pautas.

Proporcionar directrices para precios justificados/razonables de los servicios bancarios.

Las autoridades reguladoras bancarias crean reglas y regulaciones diferentes para que ningún banco pueda cobrar un precio exorbitante por sus servicios.

Para proteger los intereses de los consumidores

Se formulan algunas reglas especiales para brindar facilidades de crédito al consumo a sus clientes y otras actividades crediticias.

Garantizar la confidencialidad y el secreto de la cuenta de los clientes.

Cada autoridad reguladora bancaria insta a mantener el secreto de las cuentas de los clientes en todos los aspectos, excepto en el caso requerido por el gobierno.

Para garantizar el seguro de depósitos

Con la ayuda del seguro de depósitos, las autoridades reguladoras bancarias garantizan la devolución del dinero del depositante guardado en el banco.

Garantizar el seguimiento y supervisión de las cuentas de los clientes.

A menudo, al nombrar a sus auditores, las autoridades reguladoras bancarias supervisan y examinan las cuentas de préstamos de los clientes.

Minimizar los servicios bancarios discriminatorios

Las autoridades reguladoras bancarias toman las medidas necesarias para que ningún banco pueda ofrecer servicios bancarios discriminatorios a sus clientes.

Proporcionar pautas para otorgar crédito con base en la prioridad social.

Las autoridades reguladoras bancarias garantizan las actividades crediticias de los bancos en función de las preferencias sociales mediante la creación y formulación de diferentes directrices, reglas y regulaciones.

Proporcionar directrices para aumentar la confianza del público.

La fe pública depende de que los bancos brinden un servicio de mejor calidad. Las autoridades reguladoras bancarias brindan orientación específica para que los bancos puedan brindar mejores servicios.

Proporcionar pautas para mantener una liquidez adecuada.

La fe pública depende principalmente de la liquidez de los bancos. Los bancos están obligados a devolver los depósitos de los clientes a la vista.. Por lo tanto, las autoridades reguladoras dirigen a los bancos con respecto a los tipos de activos y reservas para mantener una liquidez adecuada.

Por ejemplo, podemos decir que la autoridad reguladora bancaria exige mantener 5% CRR y 20% SLR en los depósitos diarios de los bancos comerciales para mantener una liquidez adecuada.

Para proporcionar aprobación de servicios innovadores:

Los modos y tipos de servicios están cambiando rápidamente en este mundo cambiante. Los bancos pueden introducir servicios recién inventados con el permiso de las autoridades reguladoras bancarias.

21 herramientas/estrategias para salvaguardar los intereses de los bancos

Permitir licencias para nuevos bancos.

Un banco es una organización con fines de lucro. Las autoridades reguladoras bancarias emiten las directrices necesarias para establecer nuevos bancos. Estas pautas difieren de vez en cuando según el área, la densidad de población, la solvencia financiera de los clientes potenciales y la localidad.

Por ejemplo, las pautas para abrir nuevas sucursales o bancos en áreas urbanas diferirán de las de las áreas rurales.

Sancionar la apertura de nuevos brandies

Los bancos existentes deben obtener permiso de las autoridades reguladoras bancarias para abrir nuevas sucursales.

Proporcionar instrucciones sobre el nombramiento de directores, sus deberes y responsabilidades.

Las calificaciones y responsabilidades de los directores de los bancos no sólo deben ajustarse a las directrices de la Ley de Sociedades Bancarias, sino también a las directrices de la autoridad reguladora bancaria.

Proporcionar instrucciones para el uso de los fondos.

Como los propietarios mayoritarios de los fondos no son los accionistas sino los depositantes, las autoridades reguladoras bancarias establecen las instrucciones relativas al uso de los fondos en inversiones riesgosas.

Para proporcionar una advertencia contra depósitos sensibles.

Cuanto más sensibles son los depósitos, más difícil resulta para los bancos recaudar fondos. Entonces. Para el bienestar de los bancos, las autoridades reguladoras bancarias a menudo fijan el techo más alto para los depósitos sensibles.

Proporcionar directrices para la adecuación del capital.

El capital social es sólo una pequeña parte de los fondos totales del banco. Las autoridades reguladoras bancarias suelen pedir a los accionistas de los bancos que conserven al menos una pequeña parte de los fondos (8% del promedio ponderado de los activos de riesgo de los bancos).

Proporcionar pautas para una liquidez adecuada.

La liquidez inadecuada crea, en la mayoría de los casos, diferentes tipos de problemas para los bancos. Entonces. Las autoridades reguladoras bancarias brindan orientación adecuada sobre la adecuación de la liquidez a los bancos.

Proporcionar directrices contra la interconexión de directores.

Para proteger los intereses de los depositantes y otras partes interesadas en los bancos, las autoridades reguladoras bancarias emiten directrices sobre la prohibición de que la misma persona sea directora de muchos bancos simultáneamente. Proporcionar directrices para los depósitos aceptables.

Las autoridades reguladoras bancarias dan instrucciones sobre qué activos deben aceptarse o no como depósitos.

Controlar los grandes préstamos para reducir el riesgo.

El riesgo de financiación del banco aumenta debido al gran volumen de préstamos a un pequeño número de prestatarios. Por este motivo, la autoridad reguladora bancaria fija el límite máximo para el importe del préstamo.

Proporcionar directrices para los valores invertibles.

Es muy arriesgado para los bancos comerciales invertir pidiendo prestado fondos en el mercado abierto. Es por eso que las autoridades reguladoras bancarias dan las instrucciones necesarias con respecto a las obligaciones invertibles.

Proporcionar directrices para garantizar la recuperación del préstamo.

Para hacer circular los fondos bancarios, necesitamos una tasa de cobro de préstamos satisfactoria. Un préstamo inactivo afecta negativamente a la circulación de los fondos prestables.

Proporcionar directrices para la clasificación y provisión de préstamos.

Las autoridades reguladoras bancarias también brindan orientación adecuada sobre la clasificación y provisión de préstamos.

Elaborar normas y reglamentos necesarios para los tribunales de crédito.

Las agencias reguladoras bancarias brindan orientación adecuada sobre el cobro de préstamos inactivos. En este caso, establecer tribunales de préstamos es una alternativa.

Proporcionar directrices para el seguimiento y la supervisión del crédito.

Al garantizar la supervisión y el reexamen de los préstamos, las autoridades reguladoras bancarias garantizan un cobro satisfactorio de los préstamos por parte de los bancos comerciales.

Proporcionar directrices para el mantenimiento de reservas.

Para hacer frente a las demandas diarias, los bancos necesitan mantener suficiente liquidez. Por esta razón, las autoridades reguladoras bancarias emiten reglas y regulaciones para mantener una cierta porción de las reservas primarias y secundarias de los depósitos.

Proporcionar pautas para reducir el riesgo en una transacción de divisas.

Las autoridades reguladoras bancarias generalmente intentan evitar los riesgos asociados con las transacciones de divisas determinando el tipo de cambio óptimo. Esto se hace por el bien del país.

Controlar las operaciones y actividades de un holding bancario.

Para controlar el monopolio en el negocio bancario, las autoridades reguladoras bancarias dictan las normas y reglamentos necesarios en relación con la apertura de sociedades holding o filiales por parte de los grandes bancos.

Desarrollar un sistema financiero eficiente y competitivo

Las autoridades reguladoras bancarias emiten las normas y reglamentos necesarios para garantizar una competencia sana entre los bancos.

Proporcionar pautas para la identificación y atención de bancos enfermos.

Las autoridades reguladoras bancarias emiten directrices, normas y reglamentos necesarios para ayudar a los bancos enfermos a mejorar sus condiciones.

Garantizar la liquidación de los bancos en quiebra de forma adecuada y bien aceptada.

Las autoridades reguladoras bancarias también ayudan a los bancos en quiebra a liquidarse como era de esperar. Los organismos reguladores bancarios intentan proteger los intereses de los acreedores.

16 herramientas/estrategias para salvaguardar los intereses de la economía y la nación

Para garantizar la oferta monetaria y la estabilidad financiera.

Las autoridades reguladoras bancarias intentan controlar las actividades crediticias y aumentar o disminuir la oferta monetaria. Esto se hace para mantener la oferta monetaria del país en un nivel estable. Esto también garantiza la estabilidad económica en el país.

Desarrollar un sistema financiero eficiente y competitivo

Las autoridades reguladoras bancarias también formulan directrices y regulaciones para garantizar una competencia sana.

Garantizar la diversificación y la adecuada distribución de los préstamos mediante el control de los grandes préstamos.

El riesgo de los fondos bancarios aumenta si un préstamo grande se distribuye a menos prestatarios. Las autoridades reguladoras bancarias garantizan la diversificación de los préstamos controlando muchos préstamos otorgados a un grupo más pequeño de personas.

Controlar las fusiones y filiales bancarias.

Para controlar el monopolio de los grandes bancos, las autoridades reguladoras bancarias imponen regulaciones sobre el mantenimiento de empresas holding o subsidiarias de los grandes bancos.

Proporcionar pautas para la coordinación entre bancos.

Las autoridades reguladoras bancarias dan las instrucciones necesarias para mantener la coordinación necesaria entre los bancos.

Proporcionar directrices contra la interconexión de directores.

Para proteger los intereses de los depositantes y otras partes interesadas en los bancos, las autoridades reguladoras bancarias publican directrices sobre la prohibición de que la misma persona sea directora de muchos bancos simultáneamente.

Controlar los servicios bancarios discriminatorios

Las autoridades reguladoras bancarias toman las medidas necesarias para que ningún banco pueda ofrecer servicios bancarios discriminatorios a sus clientes.

Proporcionar instrucciones para la distribución de dividendos.

Si los bancos distribuyen todas las ganancias en dividendos, habrá poco margen para mejorar el capital del propietario. Por eso las autoridades reguladoras bancarias emiten las directrices necesarias en materia de distribución de beneficios.

Proporcionar pautas para préstamos aceptables e inaceptables.

El dinero depositado de los clientes constituye la principal fuente de fondos prestables para los bancos comerciales. Las autoridades reguladoras bancarias proporcionan directrices a los bancos comerciales sobre préstamos aceptables e inaceptables para garantizar actividades de concesión de préstamos rentables y seguras.

Proporcionar pautas para otorgar crédito con base en la prioridad social.

Las autoridades reguladoras bancarias garantizan las actividades crediticias de los bancos en función de las preferencias sociales mediante la creación y formulación de diferentes directrices, reglas y regulaciones.

Permitir licencias para nuevos bancos.

El banco es una organización con fines de lucro. Las autoridades reguladoras bancarias emiten las directrices necesarias para establecer nuevos bancos. Estas pautas difieren de vez en cuando según el área, la densidad de población, el tipo de clientes potenciales y la solvencia financiera de los clientes en la localidad.

Por ejemplo, abrir nuevas sucursales o nuevos bancos en zonas urbanas no será lo mismo que las directrices para zonas rurales.

Sancionar la apertura de nuevas sucursales

Los bancos existentes deben obtener permiso de las autoridades reguladoras bancarias para abrir nuevas sucursales.

Proporcionar directrices para la adecuación del capital.

El capital social es sólo una pequeña parte de los fondos totales del banco. Las autoridades reguladoras bancarias suelen pedir a los accionistas de los bancos que conserven al menos una pequeña parte de los fondos (8% del promedio ponderado de los activos de riesgo de los bancos).

Proporcionar pautas para una liquidez adecuada.

La liquidez inadecuada crea, en la mayoría de los casos, diferentes tipos de problemas para los bancos. Por lo tanto, las autoridades reguladoras bancarias brindan orientación adecuada sobre la adecuación de la liquidez a los bancos.

Para proteger los intereses de los consumidores

Se formulan algunas reglas especiales para brindar facilidades de crédito al consumo a sus clientes y otras actividades crediticias.

Proporcionar pautas para asegurar información crediticia precisa y confiable.

Se requiere información suficiente y actualizada para un análisis crediticio adecuado. Las autoridades reguladoras bancarias facilitan el acceso de los bancos comerciales para recopilar información de la Oficina de Información Crediticia (CIB) y otras fuentes relevantes.

Autoridades reguladoras bancarias

Generalmente, el banco central controla todos los bancos comerciales de un país. Una o más autoridades reguladoras son responsables de controlar los bancos. El poder de control se otorga a una autoridad superior y más poderosa para aumentar la eficiencia y reducir o, si es posible, eliminar los riesgos.

Pero no se aplica a todos los países ni a todas las economías. Recientemente, han surgido disputas entre los especialistas sobre si el control de las actividades de los bancos comerciales recaerá únicamente en el banco central o si debería haber otras autoridades separadas.

Además de esto, los tipos y la naturaleza de las autoridades reguladoras varían de un país a otro, lo que quedará claro en la siguiente tabla. Recientemente, han surgido dudas de que el banco central debería dedicarse únicamente al dinero y a actividades relacionadas con la oferta monetaria.

Si el banco central participa en las actividades de control e inspección, las actividades de estabilización y supervisión monetaria pueden recaer en (agencias eferentes). Como resultado, se producirá una falta de coordinación en las actividades bancarias, lo cual no es deseable para un funcionamiento sano y óptimo. sistema bancario.

Entonces, en realidad, podemos ver que el poder de control está en manos del banco central y otras autoridades. Quedará claro en la siguiente tabla:

  1. Japón. Kiribati y Corea
  2. Australia
  3. Dominica, México y Enviado Luis,
  4. Madagascar
  5. Hong Kong y la isla Markal
  6. Bélgica, Dinamarca, Alemania, Hungría, Noruega, Suecia y Suiza
  7. Líbano
  8. Antigua y Bermuda, Bolivia, Canadá, Chile, Colombo, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Perú, Estados Unidos, Venezuela

Hemos observado dos problemas recientes relacionados con el cambio en el poder y las responsabilidades del control de los sistemas bancarios y financieros:

El poder soberano de controlar los bancos y sistemas financieros de Gran Bretaña está conferido a la agencia "Autoridad de Servicios Financieros" de la mano del "Banco de Inglaterra". Por otro lado, en Australia se forma la “APRA” (Australian Prudential Regulatory Authority) para controlar el sector financiero de Australia.

El análisis anterior muestra que el control de los sistemas bancarios está en manos de diferentes organizaciones en diferentes países. El gobierno y el banco central determinarán la institución que controla el sistema bancario de un país.

Conclusión

Al igual que otras organizaciones empresariales, los bancos también deberían estar regulados.

Sin regulación, los empresarios pueden cometer cualquier acto para su mejora personal sin considerar el efecto en la sociedad. También se evidencia en el mundo antiguo que los comerciantes no dudaban en adoptar cualquier acción que pudiera haber sido perjudicial para los clientes para maximizar sus beneficios personales.

En 2100 a. C., Hammurabi, el rey de Babilonia, grabó 300 reglas en un muro de 8 pies de altura para mejorar la situación y controlar las actividades de los comerciantes, incluida la muerte y otros castigos.

Entre todas las actividades empresariales, la actividad bancaria es la más sensible. Antes de establecer el banco central de Estados Unidos en 1913, no había control sobre los bancos comerciales. El motivo de la obtención excesiva de beneficios por parte de los propietarios de los bancos creó indisciplina en la sociedad.

Como resultado, en el período de la gran depresión económica mundial de la década de 1930, miles de bancos comerciales tuvieron que cerrar debido a una competencia excesiva y feroz. Como era imposible evitar la demanda pública en la América democrática, todos los bancos comerciales estaban regulados para preservar los intereses de los depositantes.

El negocio bancario depende de la confianza del público. El banco recauda depósitos del público y los proporciona al público como préstamos..

Pero si el banco no reembolsa a los depositantes y cobra intereses elevados por los préstamos, la gente perderá la confianza en ese banco. A veces, puede destruir la plena confianza en el sistema bancario y causar anarquía en la economía.

Las actividades económicas de una economía se dirigen a través del sistema bancario. El mercado monetario, el valor de la moneda, la oferta monetaria y el mercado crediticio de un país se controlan a través del sistema bancario.

El principal indicador del desarrollo económico nacional, es decir, el aumento del ahorro, se logra a través del sistema bancario. Por tanto, la regulación bancaria es obligatoria para la estabilidad financiera y económica.

Como resultado, mantener el sector bancario bien organizado y regulado se ha mantenido desde el siglo XIII, y este proceso se completó en el siglo XX.th siglo.

La banca es uno de los negocios más controlados a nivel mundial porque casi el 90% del fondo bancario se recauda de los depositantes.

Pero los propietarios de los negocios bancarios corren menos riesgos que los propietarios de otros negocios debido a su bajo volumen de capital en relación con el de otros negocios.

Se necesita control en el sector bancario por parte de las agencias reguladoras debido al mayor riesgo de los depositantes. Un control adecuado y fructífero ayuda a los bancos a operar el negocio correctamente y evitar riesgos excesivos.

Por otro lado, un control eficaz desempeña un papel vital para preservar los intereses de los depositantes y del país.