Empoderamiento de los empleados: concepto, importancia, proceso, principios

potenciación de los empleados

El empoderamiento y la participación de los empleados, dos elementos críticos interrelacionados pero diferentes de la TQM, son pilares importantes del éxito organizacional en un entorno de TQM.

Esta interrelación sugiere que el énfasis en uno y el descuido del otro simplemente matará el espíritu de la GCT. Es probable que las organizaciones no logren aventurarse en la mejora continua si, por ejemplo, los empleados están involucrados pero no empoderados.

Significado del empoderamiento de los empleados

El empoderamiento de los empleados generalmente se refiere a otorgar poder o autoridad a los empleados para tomar decisiones e implementarlas con responsabilidad y rendición de cuentas.

En pocas palabras, se trata de compartir el poder con los empleados. La expectativa es que los empleados empoderados sean contribuyentes comprometidos debido a una mayor confianza en su capacidad para realizar su trabajo.

Como lo define Besterfield y sus asociados, el empoderamiento es un entorno en el que las personas tienen la capacidad, la confianza y el compromiso de asumir la responsabilidad y la propiedad para mejorar el proceso e iniciar los pasos necesarios para satisfacer los requisitos del cliente dentro de límites bien definidos para lograr organizativo

Siempre que un empleado está facultado, significa que es responsable de realizar la tarea asignada y también es responsable de su cumplimiento.

Un pionero en el empoderamiento de los empleados en General Electric, Steve Kerr, dijo una vez: "... el empoderamiento es llevar la toma de decisiones al nivel más bajo donde se puede tomar una decisión competente". La premisa básica del empoderamiento de los empleados es que "si a las personas se les da la autoridad para tomar decisiones, se sentirán orgullosas de su trabajo, estarán dispuestas a asumir riesgos y trabajarán más duro para que las cosas sucedan".

El empoderamiento contribuye a la implementación de la TQM cuando proporciona a los empleados;

  1. oportunidad de definir y documentar sus sistemas clave,
  2. oportunidad de aprender sobre sistemas a través de la capacitación y el desarrollo,
  3. oportunidad de mejorar e innovar los métodos de mejores prácticas que hacen que los sistemas,
  4. libertad para utilizar su propio juicio para tomar decisiones dentro del contexto de los métodos y métodos más conocidos.
  5. Un entorno de confianza en el que los superiores no reaccionarán negativamente a la libertad de acción de las personas en la toma de decisiones en el contexto de un método de mejores prácticas.

En una organización, se fomentará el empoderamiento si la dirección puede crear un entorno en el que cada empleado sienta que tiene una influencia real sobre sus propias áreas de actividad.

Importancia del empoderamiento de los empleados

Los recursos humanos son indispensables para el funcionamiento eficaz y eficiente de la organización.

La utilización plena de los recursos humanos es esencial para lograr la máxima productividad, y esto puede ser posible, entre otras cosas, trasladando la autoridad de toma de decisiones al nivel de los empleados operativos y garantizando su total participación.

Las organizaciones progresistas que ahora buscan una ventaja competitiva enfatizan el empoderamiento y la participación de los empleados en un esfuerzo por construir culturas que apoyen la TQM con miras a enfrentar los desafíos de una industria cada vez más competitiva en la "era de la sinrazón". El empoderamiento de los empleados es esencial para liberar la energía creativa no explotada en la organización.

Cada empleado necesita sentirse capacitado para trabajar con todo el corazón para hacer que la empresa responda mejor a los clientes y, al mismo tiempo, sea financieramente sólida. Y empoderar a los empleados requiere liberarlos de la mentalidad burocrática mortal. El empoderamiento facilita involucrar a cada trabajador en todo el proceso, en todos los pasos, lo cual es una necesidad en una organización moderna.

Como observa Bill Gates: "En una nueva organización, el trabajador ya no es un engranaje de una máquina, sino una parte inteligente del proceso general". Hace años, Tom Peters instó a involucrar a todo el personal de todos los niveles en todas las funciones y prácticamente en todo.

El empoderamiento vale la pena si se implementa y supervisa adecuadamente.

Por ejemplo, en las empresas de telecomunicaciones de Estados Unidos, se encontró que los equipos autogestionados y empoderados involucrados en servicios al cliente, soporte técnico y administrativo y gestión eran más efectivos que aquellos en unidades administradas tradicionalmente involucradas con los mismos tipos de trabajo.

El empoderamiento tiene muchos beneficios, tales como:

  • Incrementar la motivación de los empleados para reducir los errores.
  • Aumentar las oportunidades para la creatividad y la innovación,
  • Mejorar la lealtad de los empleados y permitir que los mandos superiores y medios tengan más tiempo para la planificación estratégica.

Es necesario utilizar la estrategia de avanzar hacia una gestión más humanista como objetivo específico de mejorar la gestión de la calidad.

Las masas tienen un poder creativo ilimitado. La alta dirección necesita capacitar a los empleados para resolver diversos problemas y debe confiar plenamente en los empleados.

¿Cómo empoderar?

Evidentemente, empoderar a los empleados no es una tarea fácil. Es un camino agotador que lleva tiempo y requiere serenidad y mucha perseverancia.

Para crear un lugar de trabajo empoderado, los gerentes deben comprender cómo emprender el camino hacia el empoderamiento. Debe comenzar con un compromiso filosófico de alto nivel para desarrollar el poder de los empleados individuales. Hay tres claves para el empoderamiento:

  1. Compartir información con todos en la organización.
  2. Creando autonomía laboral a través de límites.
  3. Reemplazar la jerarquía de gestión tradicional por equipos autodirigidos.

Resumimos aquí las tres claves para que quienes implementan el proceso de empoderamiento obtengan conocimientos sobre cómo poner el empoderamiento en acción.

Compartir información con todos

Compartir información con los empleados es el primer paso para empoderarlos. El intercambio de información comienza con la generación de confianza, que es un ingrediente importante para generar empoderamiento.

Los empleados necesitan compartir información sobre cómo va el negocio: ganancias, desperdicios, presupuestos, cuotas de mercado, productividad, defectos, etc.

Los gerentes/líderes que no estén dispuestos a compartir información con los empleados nunca tendrán a su gente como socios para administrar la organización con éxito y nunca tendrán una organización empoderada.

Y esto requiere un cambio importante en el pensamiento de los directivos. Los gerentes deben ser audaces al compartir incluso información confidencial.

Retener información genera desconfianza, mientras que la confianza es crucial para una organización empoderada. Cuando las personas de la organización no se sienten confiables, la toma de decisiones efectiva se detiene. En tal situación, las personas no se sienten empoderadas y, por lo tanto, no actúan empoderadas.

La información capacita a los empleados para hablar. Si son inteligentes en materia de información, se sienten animados a actuar como los dueños de la organización.

Cómo el intercambio de información puede realmente empoderar a los empleados en todos los niveles en beneficio de la organización se ha reflejado en Saturn Manufacturing, donde “todos, desde los gerentes de fabricación y los trabajadores de línea hasta los ingenieros de diseño, tienen acceso a los datos (de control de calidad) para que los equipos puedan trabajar juntos. para mejorar la “capacidad de construcción”: qué tan bien y con qué facilidad se unen las piezas”.

Creando autonomía a través de límites

Los empleados necesitan menos estructura si quieren tener poder. Necesitan ser liberados de la restricción de las reglas. Necesitarían estructura, pero esa estructura sería de otro tipo. La autonomía debe crearse a través de límites.

Los límites (a través de pautas) canalizan la energía en una determinada dirección. Hay varias áreas críticas donde se deben crear nuevos límites, como el propósito de la organización, los valores, la imagen, las metas, los roles y la estructura y los sistemas de la organización.

La alta dirección comienza por redactar una "visión convincente" en una organización empoderada.

Cada persona en cada departamento traduce la visión en roles y metas que tienen significado para ellos personalmente. La visión indica qué hacer correctamente, mientras que la estructura del sistema (junto con roles y objetivos definidos) garantiza que las cosas se hagan bien.

Crear autonomía a través de límites se basa en el intercambio de información, aclara la visión con aportes de todos, ayuda a traducir la visión en roles y metas, define valores y reglas que subyacen a las acciones deseadas cuando los valores son claros y la toma de decisiones es más fácil, y desarrolla estructuras y Procedimientos que empoderan a las personas.

Reemplazar jerarquía con equipos

Una organización necesita tener la menor cantidad de niveles de gestión posible para poder responder a los clientes.

La jerarquía tradicional debería ser reemplazada por equipos autodirigidos. La jerarquía tradicional se caracteriza por una comunicación mayoritariamente unidireccional, con decisiones que fluyen desde arriba hacia abajo. Ésta es la antítesis del empoderamiento.

Sin embargo, un equipo empoderado y autodirigido, responsable de todo un proceso o producto, elabora planes, lleva a cabo las funciones necesarias y gestiona el trabajo de principio a fin.

Por tanto, un equipo empoderado es mucho más poderoso y eficaz que un conjunto de individuos desconectados. Los miembros del equipo comparten equitativamente las responsabilidades, aunque puede haber un gerente seleccionado por el grupo.

Los directivos también deben estar dispuestos a compartir el poder con los empleados; de lo contrario, es probable que el desequilibrio de poder entre gerentes y empleados dañe la moral de los empleados, generando desconfianza.

Nos gustaría advertir que sería difícil poner en práctica el empoderamiento a menos que los gerentes de todos los niveles, especialmente los superiores, tengan un fuerte compromiso con el empoderamiento de las personas, realicen conductas que liberen las energías de las personas y conviertan sus creencias en acción. .

Principios de empoderamiento de los empleados

En la implementación del empoderamiento, se deben seguir ciertos principios. Estos principios facilitarían la puesta en práctica del empoderamiento. Hay al menos ocho principios de empoderamiento. Aquí, discutimos brevemente los principios.

Asignar trabajo importante a los empleados

Las personas se sienten importantes y empoderadas cuando se les asignan tareas importantes. Asignar trabajo importante les permite orientarse hacia un propósito y promueve en ellos la pasión por el logro.

Otorgar a los empleados discreción al realizar el trabajo

Primero se debe asignar el trabajo a los empleados y luego darles la autoridad para realizar el trabajo a su manera, con poca

Conceder discreción permite a las personas tomar sus propias decisiones al realizar su trabajo (aunque pueden cometer errores, lo cual es bastante natural pero útil para afrontar desafíos y riesgos).

En este ambiente de trabajo, se sienten importantes, empoderados, dignos de confianza y confiables. La discreción ofrece opciones. Y donde hay elección, hay poder. Donde hay poder, uno puede importar.

Asignar los recursos necesarios

Asignar trabajo importante y dar a los empleados discreción para realizar el trabajo debe complementarse con la asignación de recursos adecuados a tiempo, en el lugar correcto y con las especificaciones correctas. No dar a los empleados los recursos adecuados significa no darles el poder para hacer su trabajo adecuadamente.

Elogiar y reconocer las contribuciones

El empoderamiento de los empleados se fortalece y vitaliza cuando los gerentes elogian el buen trabajo y reconocen las contribuciones de los empleados.

La alabanza no cuesta nada pero edifica a las personas. Es un recurso poderoso y gratuito que genera entre los empleados un sentido de valía. Los elogios deben hacerse personalmente, verbalmente y por escrito, de manera consistente y específica.

Inculcar en los empleados el sentimiento de que su supervivencia está en sus manos

De acuerdo con la creencia de que la discreción y la aceptabilidad individuales crean orgullo, la dirección debe hacer que los empleados sientan que tienen el control de sus propios destinos.

También se les debe dar la sensación de que lo que hacen es realmente importante para la supervivencia de la organización. Los empleados deben sentir que sus actividades afectan tanto a su organización como a sus vidas.

Desarrollar y mejorar habilidades de tarea

Los tiempos cambian y las condiciones cambian con ellos. Con el cambio en las condiciones laborales, es necesario capacitar a los empleados para afrontar las nuevas situaciones. Hay que educarlos para que estén empoderados y capacitados.

Para desarrollar (y mejorar) las habilidades laborales, los gerentes deben diagnosticar las demandas laborales cambiantes, realizar análisis de tareas, brindar oportunidades educativas continuas para todos los niveles de los grupos de trabajo y modelar las habilidades que deben adquirir los empleados.

Todos son esenciales para el empoderamiento y la participación, que en última instancia conducen a la construcción de organizaciones eficaces para el futuro.

Alentar a los empleados a trabajar en equipos

Los gerentes deben alentar a los empleados a formar equipos sólidos y trabajar en ellos como miembros de una familia muy unida.

Como ocurre en el subcontinente indio, las familias patriarcales están impulsadas por un sentido de unión y bien colectivo. Los miembros trabajan duro para fortalecer la imagen familiar en sus comunidades.

De manera similar, en las organizaciones, las personas pueden unirse en equipos, lo que les permitiría comprometerse con un objetivo colectivo.

Los equipos organizacionales fortalecen la identidad individual y la autoestima. Desarrollan individuos fuertes, y los individuos fuertes pueden formar equipos fuertes.

Sorpresa de bienvenida

Los gerentes deberían agradecer las sorpresas: la brecha entre lo real y lo esperado. Drucker sostiene que la oportunidad de innovación es mayor en ese momento de sorpresa, en la brecha entre lo que ocurrió y lo que se esperaba que ocurriera.

No se puede esperar innovación ni cambio sin alguna sorpresa que nos ayude a crecer. Por lo tanto, el empoderamiento de los empleados se fortalece cuando las organizaciones dan la bienvenida a la sorpresa y la aprovechan para enriquecer a los individuos.

Podemos concluir con la esperanza de que los gerentes de las organizaciones opten decididamente por el empoderamiento de los empleados, junto con una capacitación adecuada para aumentar la capacidad de los empleados para desempeñar eficazmente las responsabilidades empoderadas.

Nuestra creencia es que empoderar a los empleados para que tomen decisiones relativas a la mejora de procesos dentro de áreas individuales de responsabilidad los motivaría a sentir que son "dueños" del proceso en particular.

Práctica de trabajo en equipo en el Islam

El Islam anima encarecidamente a sus seguidores a practicar y desarrollar las cualidades del trabajo en equipo. Un equipo es un grupo de varias personas interactivas y que se apoyan mutuamente.

A los musulmanes se les ordena organizarse en grupos. El grupo debe ser sólido. La colaboración para hacer lo excelente es la base del trabajo en equipo. La unión entre los miembros es la base para la formación del grupo. Los grupos se sienten atraídos por personas como ellos.

El Islam fomenta el trabajo en grupo, pero deja claro que el aislamiento es mejor que la mala compañía.

En el Islam, Allah (SWT) nos da el don de la hermandad y nos anima a hacer cosas en grupo o trabajando en equipo.

Ejemplos de formas en que el Islam fomenta el espíritu de equipo son las oraciones Juma y la peregrinación Hajj. De hecho, si no trabajamos eficazmente como miembro de un equipo, no entenderemos el verdadero significado de “Ummah (comunidad colectivamente unida)” en el Islam.

Las personas de un grupo pueden compartir recursos, especialmente en momentos de escasez. Un grupo debe adherirse y respetar algunas normas. Permitir que algunos miembros rompan las normas destruirá el grupo.