Negociación Colectiva: Significado, Objetivo, Características, Tipos

la negociación colectiva

La negociación colectiva (CB) es la negociación entre representantes de la dirección y los trabajadores para producir un acuerdo escrito que cubra los términos y condiciones de empleo.

¿Qué es la negociación colectiva?

La negociación colectiva (CB) es un proceso de negociación entre la dirección y los trabajadores para establecer condiciones laborales por escrito. Esta negociación sirve para equilibrar las presiones opuestas e implica una cooperación conjunta entre empleadores, sindicatos y direcciones.

La práctica tiene como objetivo resolver disputas, proteger los intereses de los trabajadores y evitar la intervención de terceros. La negociación colectiva cubre temas como salarios, condiciones laborales, transferencias, capacitación, promociones y política laboral.

CB depende de un poder de negociación igual y de flexibilidad para llegar a un acuerdo conjunto. El proceso de negociación es continuo, dinámico y abarca etapas previas y posteriores a la firma del contrato.

Es esencialmente un compromiso y un equilibrio de presiones opuestas de dos grupos sociales que tienen suficientes intereses mutuos para trabajar juntos. Las presiones en la mesa de negociaciones suelen enmarcarse en términos económicos y técnicos, pero la negociación es fundamentalmente un proceso social.

Según Dale Yoder, gran parte de la gestión actual de los recursos humanos o de la mano de obra es "autogestión". Los empleados individuales, tanto a título individual como afiliados a sindicatos, participan activamente en su gestión.

Participan en la toma de muchas decisiones que, de otro modo, tendrían que tomar por ellos los empleadores o sus directivos. En economías maduras como la de Estados Unidos, los empleados desempeñan un papel decisivo en sus propios ascensos, traslados, formación y otras condiciones de empleo.

También participan en la formulación de la política laboral. Esta participación se da a través de los sindicatos en el proceso de negociación colectiva. La cooperación conjunta entre empleadores, sindicatos y dirección es relativamente nueva.

Para algunos empleadores, la participación sindical se considera una interferencia con prerrogativas esenciales de la dirección. En algunas empresas y agencias públicas existe una gran preocupación por la “contención y resistencia contra la participación de los trabajadores en la gestión”.

Existe un debate generalizado sobre el alcance del papel del sindicato en la gestión y en qué medida es deseable la cooperación conjunta entre empleadores, sindicatos y dirección para lograr un trabajo en equipo entusiasta, la productividad y una sociedad democrática. También se está discutiendo la idoneidad de las normas públicas.

Los empleados de oficina, los empleados de comercios minoristas y el personal de limpieza también están formando asociaciones. Una vez que se prohibió el sindicalismo entre los empleados administrativos, los empleadores solían promover a líderes sindicales inmanejables y luego despedirlos.

Hoy en día, funcionarios, profesores, contadores, abogados, periodistas y burócratas de alto rango tienen sus asociaciones para presionar por sus derechos y negociar con las autoridades.

Objetivos de la negociación colectiva

Los objetivos de la negociación colectiva incluyen, entre otros:

  • Resolver disputas/conflictos relacionados con salarios y condiciones laborales.
  • Proteger los intereses de los trabajadores a través de la acción colectiva.
  • Resolver las diferencias entre los trabajadores y la dirección mediante negociaciones voluntarias y llegar a un consenso.
  • Evitar la intervención de terceros en asuntos relacionados con el empleo.

Actividades de negociación colectiva

La negociación colectiva es la forma más antigua de negociación entre trabajadores y empresas en las relaciones laborales en Bangladesh.

Debido a la doctrina del sistema sindical múltiple, se ha desarrollado la práctica de seleccionar un agente de negociación colectiva (CCT) de entre los sindicatos registrados en una empresa o grupo de empresas para llevar a cabo negociaciones colectivas con el empleador en nombre de los trabajadores de esa empresa. o grupo de empresas.

Las principales actividades de CBA son las siguientes:

  • Realizar negociaciones colectivas con el empleador o los empleados sobre cuestiones relacionadas con el empleo, el no empleo, las condiciones de empleo o las condiciones de trabajo.
  • Representar a todos o cualquiera de los trabajadores en cualquier procedimiento.
  • Notificar y declarar la huelga de conformidad con lo dispuesto en la ley.
  • Nombrar representantes de los trabajadores en el consejo directivo de cualquier institución de bienestar o fondo de previsión y del fondo de participación de los trabajadores.

En cualquier empresa donde haya un solo sindicato registrado con una afiliación equivalente a un mínimo de un tercio del número total de trabajadores empleados, ese sindicato está legalmente autorizado a trabajar como CBA sin elección alguna.

Sin embargo, si hay más de un sindicato legal, se elige un convenio colectivo entre esos sindicatos mediante votación secreta bajo la supervisión del Registro de Sindicatos.

Está previsto en la ley que un sindicato, incluso si gana en las elecciones, no puede ser declarado CCT a menos que los votos emitidos a su favor representen al menos un tercio del número total de trabajadores empleados en esa empresa o grupo. de empresas.

8 características de la negociación colectiva

Las características importantes de la negociación colectiva son las siguientes:

Igualdad en fuerza

Ambas partes llegan a la mesa de negociaciones con igual fuerza. En la negociación colectiva, el poder de negociación de ambas partes es igual, lo que refleja la democracia industrial en acción.

Esfuerzo voluntario

Tanto los trabajadores como la dirección acuden voluntariamente a la mesa de negociaciones para entablar un diálogo significativo sobre diversas cuestiones apremiantes. Exploran a fondo los puntos de vista de los demás antes de llegar a una solución aceptable. La implementación del acuerdo alcanzado también es un proceso voluntario.

Flexibilidad

La negociación colectiva implica una acción grupal, donde los representantes de empleadores y trabajadores invierten esfuerzos para llegar a un consenso. Ofrece suficiente flexibilidad, ya que ninguna de las partes puede permitirse el lujo de ser inflexible y rígida en tales situaciones.

Una característica única de la negociación colectiva es que las partes suelen iniciar las negociaciones con puntos de vista completamente diferentes pero, en última instancia, llegan a un punto medio que es aceptable para ambas. Por lo tanto, se trata de un proceso de toma y daca más que de un solo sentido.

Acuerdo conjunto y amistoso

Es colectivo de dos maneras. Primero, todos los trabajadores negocian colectivamente por sus intereses y beneficios comunes. En segundo lugar, los trabajadores y la dirección llegan conjuntamente a una solución amistosa mediante negociaciones.

asunto continuo

La negociación colectiva es un proceso continuo. No comienza ni termina con negociaciones; más bien, el acuerdo es sólo el comienzo de la negociación colectiva. Abarca la implementación del acuerdo y futuras negociaciones.

Proceso dinámico

La negociación colectiva es dinámica porque la forma en que se alcanzan los acuerdos, la forma en que se implementan y la mentalidad de las partes involucradas cambian constantemente. El esfuerzo en sí evoluciona y se expande con el tiempo.

Relación de poder

Los trabajadores pretenden obtener el máximo de la dirección, mientras que la dirección busca extraer el máximo de los trabajadores ofreciendo lo menos posible. Para llegar a un consenso, ambas partes deben abandonar posiciones extremas y aceptar compromisos.

Los sindicatos pretenden fortalecer su influencia sobre los trabajadores sin diluir significativamente su poder, mientras que la dirección pretende conservar el control sobre los asuntos laborales.

Proceso bipartito

Los empleadores y los empleados negocian directamente las cuestiones cara a cara en la mesa de negociaciones. No hay intervención de terceros. Cualquier solución de disputas que utilice este método garantiza relaciones armoniosas entre las partes involucradas.

4 pasos del proceso de negociación colectiva

La negociación colectiva es esencialmente un compromiso y un equilibrio de presiones opuestas entre dos grupos sociales con considerables intereses mutuos en trabajar juntos. Si bien las presiones en la mesa de negociaciones suelen enmarcarse en términos económicos y técnicos, el proceso de negociación general sigue siendo fundamentalmente social. No es un evento único, sino un proceso continuo y continuo, particularmente desde una perspectiva conductual.

Si bien las negociaciones formales en la mesa de negociaciones ocurren periódicamente, una cantidad significativa de procesos y procedimientos previos y posteriores a la firma del contrato deben manejarse con cuidado. El contrato se comparte con líderes sindicales, empleados, gerentes y empleadores para su revisión, análisis e interpretación.

Siempre pueden surgir nuevas situaciones que no estén específicamente descritas en el contrato, que requieran que los representantes y gerentes sindicales colaboren y resuelvan diferencias. Ambos partidos buscan fallas y consideran enmiendas. Mientras tanto, ya están en marcha planes para negociar un nuevo contrato.

Los líderes sindicales continuamente intercambian ideas para identificar nuevas demandas, mientras que la gerencia diseña estrategias para abordar los problemas de cumplimiento. Ambas partes siguen de cerca los desarrollos en otras empresas y organizaciones locales a nivel nacional e internacional. También contratan a expertos en negociación para mantener la eficacia en el proceso de negociación.

La negociación colectiva no es un evento aislado, anual o semestral, que permite a los gerentes realizar negocios pacíficamente. Las negociaciones periódicas son sólo una parte del proceso general.

Desde un punto de vista conductual, la negociación colectiva es un proceso continuo, aunque periódicamente se produzcan negociaciones formales alrededor de la mesa de negociación. La firma del contrato marca un fin temporal al enfrentamiento, pero muchos otros aspectos del proceso de negociación deben ejecutarse cuidadosamente.

En la negociación colectiva, la negociación y el acuerdo representan sólo la mitad del proceso. El otro aspecto igualmente crucial es la ejecución del contrato. En resumen, los siguientes pasos están involucrados en el proceso de negociación colectiva:

Proceso de negociación colectiva

Identificación del problema

La identificación del problema influye en todo el proceso. Determina si el problema es de suma importancia y requiere una discusión inmediata o si puede posponerse para un momento más conveniente. También ayuda a evaluar si el problema es menor y puede resolverse con el acuerdo de la otra parte al momento de la presentación, evitando el largo proceso de negociación colectiva. Además, afecta la selección de representantes, su tamaño, la duración de la negociación y el acuerdo final. Por lo tanto, es fundamental que ambas partes comprendan claramente el problema antes de entablar negociaciones.

Preparándose para las negociaciones

Cuando se considera necesaria la negociación colectiva, ambas partes se preparan para las negociaciones. La preparación comienza con la selección de representantes. Los representantes deben ser elegidos por su capacidad para negociar con paciencia, sinceridad y presentar sus puntos de vista de manera efectiva. Después de la selección, deben recibir una educación integral sobre el problema y sus pros y contras. También deberían definirse claramente sus funciones y autoridad durante las negociaciones. Otros preparativos incluyen el establecimiento de cronogramas de negociación. Sin embargo, el período de negociación puede variar según las circunstancias una vez que comiencen las negociaciones.

Negociación del Acuerdo

Las negociaciones suelen comenzar cuando el sindicato presenta una larga lista de demandas a la dirección. Al comenzar con demandas extremas, el sindicato deja espacio para concesiones en etapas posteriores de la negociación. Este enfoque también oculta la verdadera posición del sindicato, que requiere que la dirección descifre qué demandas son no negociables, moderadamente importantes o fácilmente abandonadas.

Por lo general, un negociador jefe representa a la dirección durante las negociaciones. El negociador jefe dirige y lidera el proceso de negociación, presentando los detalles del problema, la intensidad, la naturaleza y las perspectivas de ambas partes. Posteriormente, los representantes de ambas partes exponen sus puntos de vista. A lo largo de las negociaciones, los representantes deben prestar mucha atención a los argumentos y necesidades de la otra parte mientras formulan contraargumentos de manera efectiva. Esto puede ser un desafío importante en el proceso de negociación. Cada representante debe permanecer atento a los puntos de vista de la otra parte y esforzarse por alcanzar una solución mutuamente aceptable.

Cuando se llega a un acuerdo, se documenta, considerando las legislaciones pertinentes. Ambas partes involucradas firman el acuerdo, transformándolo en un contrato vinculante. Si a pesar de todos los esfuerzos no se llega a una solución amistosa, ambas partes pueden recurrir a la conciliación.

Implementación del contrato

Una vez que se acuerda y ratifica un acuerdo, se debe poner en práctica. Los acuerdos pueden ser temporales y, antes de que expiren, ambas partes pueden consultarse para decidir si rescindir o renovar el acuerdo según las circunstancias.

El sindicato puede exigir la renovación de los convenios que benefician a los trabajadores antes de que expiren, mientras que la dirección puede rechazar esta demanda, considerando la situación financiera de la organización.

Esto podría dar lugar a nuevas negociaciones. Por tanto, la negociación colectiva no es un acuerdo temporal sino un proceso continuo.

La negociación colectiva es una herramienta valiosa para preservar la autonomía laboral-patronal en una sociedad libre. Las disputas son naturales, ya que los trabajadores pueden exigir más de lo que merecen, mientras que los empleadores pueden inclinarse a pagar menos para maximizar las ganancias.

Recurrir a la intervención de terceros para la resolución de disputas podría limitar la libertad tanto de los trabajadores como de la gerencia. Por lo tanto, se espera que la negociación colectiva sirva a los intereses a largo plazo de ambas partes y es indispensable.

La práctica de la negociación colectiva surgió del reconocimiento de que los empleados individuales carecen del conocimiento y los recursos para identificar y aprovechar las mejores oportunidades por sí mismos. La negociación colectiva permite a los empleados obtener mejores

El desequilibrio en la posición de los trabajadores individuales en comparación con sus empleadores puede abordarse de varias maneras.

Las organizaciones de investigación, a través de agencias gubernamentales, pueden estudiar la demanda de mano de obra en diversas industrias, regiones y ocupaciones, comparándolas con la oferta disponible. En ocasiones, el gobierno puede establecer y regular tasas de compensación.

En una democracia, este enfoque cuenta con un amplio respaldo como “acuerdo democrático y voluntario”, en contraste con los medios burocráticos o totalitarios para lograr una asignación, composición y compensación eficientes de los recursos humanos.

La negociación colectiva sirve como medio de comercialización laboral y gestión de la mano de obra. Se ha desarrollado principalmente porque los empleados individuales reconocen los beneficios económicos de la acción colectiva conjunta. En muchos casos, los empleadores también formaron asociaciones para participar en la negociación colectiva. La negociación colectiva ha favorecido los intereses de ambas partes.

La negociación colectiva a menudo se considera un reflejo de las debilidades de ambas partes. Una teoría de la negociación colectiva considera a las asociaciones de empleadores como símbolos de “grupismo”, donde individuos con intereses comunes se unen para aumentar su poder. Esta teoría ha prevalecido en América del Norte y Europa.

La negociación colectiva se alinea más precisamente con la teoría económica del monopolio laboral, cuyo objetivo es explicar los objetivos de la organización sindical y ejercer presión sobre los empleadores para que participen en la determinación de las condiciones de empleo.

El economista Perlman considera la negociación colectiva como un intento de los trabajadores de resistir el poder de los empleadores capitalistas. Dale Yoder informó que los programas de sindicatos y empleadores se centran en las necesidades sociales, económicas y políticas.

En algunos casos y regiones, los sindicatos han adoptado objetivos políticos reformistas o revolucionarios, mientras que en otros se han contentado con objetivos económicos, en particular los salarios, las horas de trabajo y las condiciones laborales.

La negociación colectiva enfatiza el cumplimiento de reglas en lugar de decisiones arbitrarias y caprichosas, como lo describe Silchter. Este enfoque se conoce como “jurisprudencia industrial” en las relaciones entre empleadores y empleados.

Los directores de recursos humanos deben considerar que el papel de la negociación colectiva está evolucionando con los cambios tecnológicos y administrativos en el lugar de trabajo y los métodos de trabajo.

La negociación colectiva y el establecimiento de un mecanismo de administración de contratos tienen implicaciones importantes para quienes participan en la gestión de recursos humanos. Es importante destacar que la negociación colectiva se produce directamente entre representantes de los empleadores y los empleados sin la intervención de terceros.

El alcance del acuerdo mutuo permite a ambas partes mantener relaciones positivas. Por tanto, la negociación colectiva se considera el método más eficaz para resolver los conflictos laborales.

Cuestiones negociables

¿Cuáles son las cuestiones que podrían negociarse entre los empleadores y los representantes sindicales? En la práctica, cualquier cuestión relevante para la dirección y los trabajadores puede convertirse en objeto de negociación.

Sin embargo, en ciertos casos específicos, tanto la dirección como los trabajadores se muestran reacios a ceder terreno. Tradicionalmente, la dirección no está dispuesta a negociar métodos de trabajo, argumentando que es derecho exclusivo de la dirección decidir cómo se debe realizar el trabajo.

Sin embargo, a lo largo de las décadas, la naturaleza y el contenido de la negociación colectiva han cambiado drásticamente, gracias a los tirones y presiones ejercidos por las partes negociadoras.

Tradicionalmente, los salarios y las condiciones de trabajo han sido las áreas de enfoque principal de la negociación colectiva. Sin embargo, en los últimos tiempos, el alcance de la negociación se ha extendido a casi cualquier área de las relaciones entre los trabajadores y la dirección.

Algunas de las áreas importantes incluyen:

  1. Salarios y condiciones de trabajo.
  2. Normas de trabajo.
  3. Pagos de incentivos.
  4. Seguridad en el empleo.
  5. Herramientas, técnicas y prácticas de trabajo.
  6. Traslados y ascensos de personal.
  7. Quejas.
  8. Cuestiones disciplinarias.
  9. Salud y seguridad.
  10. Seguros y beneficios.
  11. Reconocimiento sindical.
  12. Derechos de gestión.
  13. Actividades/responsabilidades sindicales.
  14. Cambios en la tecnología.

4 tipos de negociación colectiva

Los tipos de negociación que han evolucionado con el tiempo son;

  1. distributivo,
  2. cooperativa,
  3. productividad,
  4. negociación compuesta.

Estos se analizan a continuación:

Negociación distributiva

Las partes intentan maximizar sus respectivas ganancias. Intentan resolver cuestiones económicas, como salarios, bonificaciones, etc., mediante un juego de suma cero (donde mi ganancia es tu pérdida y tu ganancia es mi pérdida).

Los sindicatos negocian salarios máximos. La dirección quiere rendir lo menos posible y al mismo tiempo obtener más beneficios de los trabajadores.

Negociación cooperativa

Puede haber circunstancias en las que esté en juego la existencia misma de la organización. Ambas partes son conscientes de la importancia de sobrevivir en tiempos tan difíciles y están dispuestas a negociar las condiciones de empleo de forma flexible.

El sindicato puede aceptar un recorte salarial a cambio de seguridad y salarios más altos cuando las cosas mejoren. La dirección acuerda modernizarse e incorporar nuevas} tecnología e invertir en esfuerzos de marketing de manera gradual:

Negociación de productividad

A veces, los salarios y beneficios de los trabajadores están vinculados a la productividad. Inicialmente, un índice de productividad estándar se ultima mediante negociaciones.

Si los trabajadores logran superar las normas estándar de productividad, obtendrán beneficios sustanciales. La dirección gana control sobre las relaciones en el lugar de trabajo y puede endurecer aún más las normas en futuras negociaciones.

Negociación compuesta

Se trata de un sistema proactivo de negociación colectiva; negocia salarios como de costumbre, pero va un paso más allá, exigiendo equidad en cuestiones relativas a niveles de empleo, riesgos medioambientales, etc.

Cuando los sindicatos negocian normas de dotación, se aseguran de que la carga de trabajo de los trabajadores no aumente. Esto ayuda a mantener el status quo en lo que respecta al nivel de empleo.

Los trabajadores ya no están interesados en que los aspectos monetarios ocupen el centro del escenario en las sesiones de negociación. Pero hay un cambio definitivo hacia la negociación compuesta,

Sin una postura tan proactiva, es posible que los trabajadores sean capaces de resistir las fuerzas de la liberalización, la automatización y la supervivencia.

A través de la negociación compuesta, los sindicatos pueden evitar la dilución de sus poderes y garantizar justicia para los trabajadores al imponer ciertos límites a la libertad de los empleadores. Para el empresario, esto es un mal menor en comparación con las huelgas y los cierres patronales.

Aparte de los aumentos salariales periódicos y las luchas diarias sobre las normas de productividad y otras cuestiones relacionadas, al menos no hay peligro de que los trabajadores hagan huelga de vez en cuando. Por supuesto, es posible que incluso esta situación no continúe por mucho tiempo.

3 niveles de negociación colectiva

La negociación colectiva generalmente se estructura y lleva a cabo en tres niveles;

  1. nivel de planta,
  2. nivel de industria y
  3. Nivel nacional.

Nivel de planta

Esta es la unidad básica o de nivel micro, donde se llevan a cabo las negociaciones entre la dirección de la planta en cuestión y el sindicato CBA de la misma planta. Generalmente, los sindicatos se concentran alrededor de la planta, con poca o ninguna participación en otros organismos, aunque tienen conexiones políticas.

Hay muchos acuerdos a nivel de planta, pero los pioneros en este campo son los acuerdos celebrados en el sector público.

Nivel de industria

Los empleadores de varias unidades de la misma industria se unen y forman una asociación, que negocia con una federación de sindicatos, generalmente llamada federación artesanal, que tiene un estatus similar.

Los acuerdos son algo más amplios en alcance y delimitación que los acuerdos a nivel de planta, que son muy específicos. Las federaciones que trabajan en la industria del yute, por ejemplo, negociando con representantes de las asociaciones de empleadores de la industria del yute, están negociando a nivel industrial.

nivel nacional

En este caso, los términos de referencia y la forma son mucho más amplios, aunque este tipo de acuerdos no son tan comunes en la India. Los representantes de los sindicatos y de los empresarios a nivel nacional negocian y llegan a un acuerdo.

Ocho requisitos previos para el éxito en la negociación colectiva

El éxito de la negociación colectiva depende del cumplimiento de las siguientes condiciones previas:

Flexibilidad en la negociación

La negociación colectiva es un proceso grupal flexible de toma y daca. Depende de una preparación cuidadosa y de maniobras hábiles. No es un buen augurio que la dirección adopte una postura extrema con una actitud rígida.

Actitud constructiva

Los empleadores prudentes intentan desarrollar una actitud constructiva para que las partes puedan discutir los problemas mutuos e intentar llegar a un acuerdo.

La capacidad de los dirigentes sindicales

Los dirigentes sindicales también deberían recibir formación y exponerse a las realidades. La estabilidad del líder y el éxito en las próximas elecciones dependen de su capacidad para exigir más beneficios para los trabajadores que constituyen su base de votos.

No participación de los partidos políticos

La militancia puede reducirse si los partidos políticos no toman partido por ningún partido.

Actitud negociadora de la dirección.

Sin embargo, la actitud negociadora de la dirección es importante. Ningún grupo debe proceder con una actitud defensiva y una mentalidad desafiante.

Procedimiento de negociación

Los procedimientos de negociación tienen una influencia significativa en las sesiones de negociación, por lo que el acuerdo debe redactarse cuidadosamente. Debe ser claro y fácilmente comprensible para las partes.

El papel negociador de los abogados

El papel negociador de los abogados en la mesa de negociaciones debe evaluarse cuidadosamente. El abogado contratado por la dirección debe considerar si es representante del empleador o actúa como asesor. Los dos roles son diferentes, y esto también se aplica a los abogados sindicales.

Papel de los observadores

En ocasiones, los observadores no negociadores permanecen presentes durante la sesión de negociación. Tanto la dirección como el sindicato pueden permitir que los observadores los mantengan informados. Los observadores sindicales actúan como perros guardianes para garantizar que los líderes sindicales no se “vendan” a la dirección.

Seis tácticas para el éxito de la negociación colectiva

Los negociadores pueden utilizar varias tácticas para mejorar su negociación. Seis tácticas típicas son:

Contrapropuesta

Se utiliza una contrapropuesta en un esfuerzo por acercar a ambas partes. Sugiere una oferta alternativa a una propuesta anterior con la esperanza de que ambas partes la consideren aceptable una vez considerada.

Compensación

Otra táctica es una compensación, que implica ofrecer renunciar a una cuestión a cambio de ganar otra. Por ejemplo, aceptar vacaciones pagadas a cambio de flexibilidad en las reglas laborales. Las contrapropuestas acercan gradualmente a las partes, mientras que las compensaciones aceleran la resolución de las diferencias.

Una forma específica de compensación es aceptar recortes salariales o de beneficios a cambio de seguridad laboral en casos de crisis económicas o malas condiciones económicas. Esto se conoce como negociación de concesiones.

Receso

El receso es otra táctica importante, especialmente cuando las negociaciones se fatigan. Los miembros del comité de negociación se toman un descanso para discutir en privado cualquier desacuerdo entre ellos. Esto permite a cualquiera de las partes resolver los problemas en privado y luego regresar a la mesa de negociaciones.

Espera y verás

En algunos casos, cuando es particularmente difícil llegar a un acuerdo sobre determinadas cuestiones, los negociadores pueden solicitar dejarlas de lado y posponer la decisión para una reunión posterior.

Esperan que la situación cambie mientras tanto. También podrá formarse un subcomité para estudiar estas cuestiones en detalle.

Obtener apoyo público

A veces, a los partidos les resulta útil captar la opinión pública. Dan publicidad al asunto con la esperanza de que se pueda ejercer presión adicional sobre el oponente. Los comentarios de los periódicos, así como las opiniones de los expertos de los medios, cobran importancia. En algunos casos se recurre a acciones legales, publicidad y manifestaciones callejeras.

Uso de un mediador

En ocasiones, un mediador llega al lugar, ya sea por una de las partes o por el gobierno. Un mediador es un especialista externo que anima a las partes negociadoras a llegar a un acuerdo. Introducen nuevas perspectivas y ayudan a reducir el emocionalismo a través de la persuasión.

El papel del mediador es el de un intermediario confidencial, que transmite mensajes y puntos de vista entre las partes. Esto permite a los negociadores comunicarse sin asumir compromisos formales.

Si la mediación fracasa, quedan dos opciones. Una es la huelga, que es la herramienta del sindicato para realizar paros laborales y presionar a la dirección.

Una dificultad fundamental de la negociación colectiva es que tanto los trabajadores como la dirección entran al juego con un firme deseo de ganar, lo que hace que la relación sea más amarga. Es entonces cuando se hace necesaria la intervención gubernamental.

Es necesaria una negociación para la resolución de problemas en la que economistas, contadores, sociólogos, expertos financieros, administradores, psicólogos y pensadores del desarrollo puedan hacer contribuciones constructivas.

Impacto de la negociación colectiva: ocho desafíos en las relaciones laborales y en las decisiones de personal

Pérdida de discrecionalidad unilateral de la dirección en cuestiones de personal

La discrecionalidad de la dirección en la toma de decisiones sobre salarios, ascensos, traslados, despidos, etc., a menudo se ve restringida en virtud de un convenio colectivo. Los derechos de la dirección son uno de los temas más controvertidos en las relaciones entre los trabajadores y la dirección.

La mayoría de los acuerdos de negociación colectiva estipulan que la dirección conserva el derecho de tomar decisiones sobre la estrategia corporativa, las líneas de productos, la ubicación de las plantas y la política de precios de los productos. Pero tales decisiones pueden afectar al personal sindical, lo que genera desafíos para el sindicato al tratar con la dirección.

Actividades como el reclutamiento y selección de empleados, la capacitación, el desarrollo y el control del ausentismo no suelen producir conflictos en las economías maduras, pero sí pueden producirlos en los países en desarrollo.

Los líderes sindicales pueden obligar a sus propios miembros a conseguir empleo y pueden dedicar gran parte de su tiempo a actividades sindicales, descuidando sus deberes normales.

Los sindicatos también pueden intentar interferir con las políticas de personal relacionadas con ascensos, transferencias, despidos, compensaciones, seguridad laboral, capacitación de aprendices, procedimientos de quejas y arbitraje.

Beneficios de las prácticas uniformes de personal mediante la negociación colectiva

Se logra una mayor uniformidad en las prácticas del personal mediante convenios colectivos, estandarizando salarios, horas de trabajo y condiciones laborales. La empresa se ve obligada a mejorar la forma en que administra las funciones de su personal, lo que puede aumentar la moral y la productividad de los empleados.

Preocupaciones de los empleadores sobre los acuerdos de negociación colectiva

Los empleadores temen que los acuerdos de negociación colectiva puedan ponerlos en desventaja competitiva en comparación con sus competidores no sindicalizados.

Los empleadores están preocupados por el posible aumento de los costos laborales, lo que podría obligarlos a aumentar los precios de los productos o recortar las ganancias. Los aumentos de precios pueden provocar la pérdida de clientes.

Impacto en la investigación, el desarrollo y las evaluaciones de desempeño

A los empleadores también les preocupa que los convenios colectivos puedan obstaculizar los esfuerzos de investigación y desarrollo e impedirles aprovechar los avances tecnológicos. Se ha observado que los sindicatos dudan acerca de los planes de pago por mérito, los incentivos individuales y grupales y las políticas basadas en los resultados.

Los sindicatos tienden a favorecer el control conjunto, los programas de seguridad y salud, las decisiones de cierre de plantas, los esquemas de calidad de vida laboral, beneficios para los empleados, administración de salarios y disciplina de los empleados.

Reducción del favoritismo, el nepotismo y la incertidumbre

La negociación colectiva reduce el favoritismo, el nepotismo, la incertidumbre en materia de salarios y horarios y las malas condiciones laborales. Los paquetes uniformes de compensación y beneficios para los empleados, junto con un conjunto de reglas laborales, dejan menos lugar a malentendidos entre empleadores y empleados.

Protección de los empleados y establecimiento de procedimientos de quejas

La negociación colectiva reduce el temor a un trato caprichoso e injusto, y los empleados despedidos tienen garantizado el debido proceso y la igualdad de protección en el lugar de trabajo.

Los acuerdos de negociación colectiva establecen procedimientos sensatos para el manejo de quejas a los que los empleadores están obligados contractualmente. Sin embargo, existe la posibilidad de que empleados incompetentes o problemáticos se refugien detrás del escudo protector del sindicato.

Unidad y división en la negociación colectiva

La negociación colectiva refleja el lema “unidos resistimos y divididos caemos”. Los empleadores suelen ser financiera y organizativamente más fuertes. Pueden contratar personas para perturbar la unidad de los trabajadores y, en la mayoría de los casos, la policía tiende a favorecer a los empleadores.

Filosofía de la negociación colectiva: “Uno para todos y todos para uno”

La negociación colectiva implica “uno para todos y todos para uno”. Esta filosofía trata por igual a los empleados superiores y moderados, lo que puede impedir que los empleados talentosos demuestren iniciativa y mejor desempeño.