Evaluación de estrategias de empresas diversificadas en 8 pasos

Evaluación de estrategias de empresas diversificadas en 8 pasos

Cualesquiera que sean las estrategias que elija una empresa diversificada para fortalecer su posición y desempeño, deben analizarse y evaluarse adecuadamente.

Es necesario seguir algunos procedimientos sistemáticos para que los gerentes corporativos puedan evaluar el potencial y el calibre actual de las diversas unidades de negocios bajo el paraguas corporativo.

Dicho análisis y evaluación les ayudaría a decidir qué acciones estratégicas deberían tomar para mejorar las fortalezas de sus unidades de negocios.

Técnicas para analizar empresas diversificadas

El análisis estratégico de empresas diversificadas implica 8 pasos. Los gerentes deben seguir estos pasos al evaluar las estrategias de sus empresas.

  1. Identificar la estrategia corporativa actual.
  2. Evaluación del atractivo de la industria
  3. Evaluar las fortalezas competitivas de cada una de las unidades de negocio
  4. Análisis de ajuste estratégico
  5. Análisis de ajuste de recursos
  6. Clasificación de unidades de negocio
  7. Determinar la prioridad para la asignación de recursos
  8. Formulación de una estrategia corporativa.
Evaluación de estrategias de empresas diversificadas en 8 pasos

Proporcionamos aquí una descripción de estos pasos.

Paso 1: Identificar la estrategia corporativa actual

La primera tarea de los creadores de estrategias en la evaluación de la estrategia de una empresa diversificada es comprender claramente la estrategia actual y la composición comercial de la empresa.

Para este propósito, examinan el alcance de la diversificación relacionada o no relacionada, el alcance de las operaciones (nacionales, multinacionales y globales), las medidas para agregar nuevos negocios, Medidas para desinvertir en unidades de negocio débiles o poco atractivas., medidas para impulsar el desempeño de unidades de negocios clave, medidas para fortalecer las posiciones comerciales existentes, el alcance de los beneficios de ajuste estratégico entre negocios, las prioridades de asignación de recursos entre diferentes unidades de negocios, etc.

Paso 2: Evaluación del atractivo de la industria

Las estrategias deben evaluar el atractivo de cada industria en la que se desarrollan los negocios de una empresa. Dicha evaluación debería centrarse en lo siguiente:

  1. El atractivo de todas las industrias relevantes para los negocios de la empresa para determinar las perspectivas de crecimiento y rentabilidad de cada industria, las condiciones competitivas y las oportunidades de mercado, y el grado de coincidencia de las capacidades de la empresa con los requisitos de tecnología/recursos de la industria;
  2. El atractivo de cada industria en relación con las demás para estimar la clasificación de las industrias desde la más atractiva hasta la menos atractiva; y
  3. El atractivo de todas las industrias como grupo para determinar qué tan atractiva es la combinación de industrias.

Paso 3: Evaluar las fortalezas competitivas de cada una de las unidades de negocio

Los responsables de la estrategia deben evaluar la fortaleza y la posición competitiva de cada unidad de negocio en una empresa diversificada para determinar las unidades más fuertes y más débiles.

Los estrategas suelen considerar factores como la participación relativa en el mercado, la capacidad para competir en términos de costos, la capacidad para negociar fuertemente con los proveedores y clientes clave, las capacidades tecnológicas y de innovación, la correspondencia de las competencias de la unidad con los factores clave de éxito de la industria y la rentabilidad en relación con los competidores.

Paso 4: Análisis de ajuste estratégico

Los creadores de estrategias en una empresa diversificada determinan el potencial de ventaja competitiva de las relaciones de la cadena de valor. También examinan el ajuste estratégico entre las unidades de negocio existentes.

A partir de este análisis, pueden comprender si una unidad tiene un ajuste estratégico valioso con otras empresas. Si se descubre que existen buenos ajustes estratégicos entre las unidades de negocio, los responsables de la estrategia pueden concluir que la empresa tiene un potencial de ventaja competitiva.

Paso 5: Análisis de adaptación de recursos

Este análisis se realiza para determinar el grado de coincidencia de las fortalezas de recursos de una unidad con los requisitos de recursos de su actual línea de negocios.

El ajuste de recursos existe cuando las unidades de negocios aumentan financiera o estratégicamente las fortalezas de recursos de una empresa, y cuando una empresa tiene recursos adecuados para respaldar los requisitos de recursos de todas las unidades de negocios como grupo.

Paso 6: Clasificación de las unidades de negocio

En este paso, los responsables de la estrategia evalúan las unidades en función de las perspectivas de desempeño. Analizan el crecimiento de las ventas, el crecimiento de las ganancias, la contribución a las ganancias de la empresa, el retorno de la inversión, la generación de flujo de caja, etc.

Por lo general, las unidades de negocios fuertes en industrias atractivas tienen mejores perspectivas que las empresas débiles en industrias poco atractivas. Las unidades de negocio (subsidiarias) con brillantes perspectivas de desempeño son buenos candidatos para el apoyo de recursos corporativos.

Paso 7: Determinar la prioridad para la asignación de recursos

Este paso implica clasificar las subsidiarias comerciales en términos de prioridad para la asignación de recursos.

Los responsables de la estrategia deben determinar qué unidades de negocio deberían tener máxima prioridad para el apoyo de recursos corporativos y cuáles deberían tener baja prioridad.

Luego deberían determinar los enfoques estratégicos básicos que deben adoptarse para cada unidad.

Los enfoques alternativos, como sugieren Thompson y Strickland, pueden ser invertir y crecer (expansión agresiva), fortalecer y defender (proteger la posición actual fortaleciendo y agregando capacidades de recursos en nuevas áreas), revisar y reposicionar (hacer que las principales empresas sean competitivas). cambios de estrategia para mover el negocio a una posición industrial diferente y, en última instancia, más fuerte), o cosechar y desinvertir.

Paso 8: Formular una estrategia corporativa

Utilizando la información recopilada en los pasos anteriores, los creadores de estrategias ahora pueden proceder a formular (o elaborar) estrategias corporativas.

Sus movimientos estratégicos tendrían como objetivo mejorar el desempeño general de la empresa diversificada.

Con base en información relevante y juicios personales, los estrategas pueden considerar la desinversión de ciertas unidades, realizar nuevas adquisiciones, reestructurar la cartera, permanecer en unidades existentes o alterar el patrón de asignación de recursos corporativos.