Completar la auditoría: 3 pasos para completar la auditoría

Completar la auditoría: 3 pasos para completar la auditoría

Vale la pena señalar que los procedimientos realizados para completar la auditoría tienen varias características distintas.

Por ejemplo, no pertenecen a ciclos de transacciones o cuentas específicas; se realizan después de la fecha del balance; implican muchos juicios subjetivos por parte del auditor y generalmente son realizados por gerentes de auditoría u otros miembros superiores del equipo de auditoría.

Las 3 responsabilidades del auditor al completar la auditoría implican; completar el trabajo de campo, evaluar los hallazgos y comunicarse con el cliente.

1. Completar el trabajo de campo de la auditoría

1. Hacer una revisión de eventos posteriores

Los hechos posteriores son hechos y transacciones que ocurren después de la fecha del balance pero antes de la emisión de los estados financieros y del informe del auditor.

En efecto, el período de eventos posteriores se extiende desde la fecha del balance hasta el final del trabajo de campo.

Durante este período, el Los GAAS requieren que el auditor descubra la ocurrencia de cualquier evento posterior que tenga un efecto material en los estados financieros..

Sin embargo, el auditor no tiene responsabilidad de descubrir eventos posteriores entre el final del trabajo de campo y la emisión del informe de auditoría.

2. Lectura de actas de reuniones

La lectura de las actas de las reuniones de accionistas, de la junta directiva y de sus subcomités puede revelar información sobre asuntos que tienen importancia para la auditoría. Estos deben leerse tan pronto como estén disponibles.

3. Obtención de pruebas relativas a litigios, reclamaciones y evaluaciones

Al completar una auditoría siguiendo los GAAS, el auditor debe determinar si los litigios, reclamaciones y evaluaciones se informan de conformidad con las normas contables.

La gerencia representa la fuente principal de dicha información, mientras que una carta de consulta de auditoría dirigida al asesor legal externo del cliente es el medio principal que tiene el auditor para corroborar esta información.

4. Obtener una carta de representación de la gerencia

El auditor también debe obtener manifestaciones escritas de la administración con respecto a las cuestiones que, individual o colectivamente, son importantes para los estados financieros.

Dicha carta complementa otros procedimientos de auditoría y puede revelar cuestiones que el auditor no descubriría de otro modo.

Cabe señalar que la negativa de la dirección a proporcionar dicha carta limita en la práctica la alcance de la auditoría y podría resultar en que el auditor no emita una informe de auditoría estándar.

5. Realización de procedimientos analíticos

Realizar procedimientos analíticos al final del trabajo de campo es una parte obligatoria de una revisión general.

Evalúa las conclusiones alcanzadas durante la auditoría y evalúa la preparación general de los estados financieros.

Los procedimientos se aplican a áreas críticas de auditoría identificadas durante la auditoría y se basan en datos de los estados financieros después de que se hayan reconocido todos los ajustes y reclasificaciones.

2. Evaluación de los hallazgos

Después de que un equipo de auditoría recopile los hechos y complete su investigación, es hora de determinar sus resultados.

En el caso de las auditorías, los resultados se denominan hallazgos de auditoría informados.

El primer paso es evaluar la evidencia con respecto a los criterios de auditoría. La evidencia es la información fáctica recopilada u observada durante la realización de la auditoría.

Los criterios de auditoría son las normas, procedimientos, regulaciones u objetivos contra los que se auditó la organización. Los criterios representan requisitos que la organización debe cumplir.

Al emitir una opinión sobre si los estados financieros se presentan fielmente, en todos los aspectos importantes y de conformidad con el marco de información financiera aplicable, el auditor debe tener en cuenta toda la evidencia de auditoría relevante, independientemente de si parece corroborar o contradecir las afirmaciones de los estados financieros.

En la auditoría de estados financieros, la evaluación de los resultados de la auditoría por parte del auditor debe incluir la evaluación de lo siguiente:

  • Los resultados de los procedimientos analíticos realizados en la revisión general de los estados financieros (“revisión general”);
  • Errores acumulados durante la auditoría, incluidos, en particular, errores no corregidos;
  • Los aspectos cualitativos de las prácticas contables de la empresa;
  • Condiciones identificadas durante la auditoría que se relacionan con la evaluación del riesgo de incorrección material debida a fraude (“riesgo de fraude”);
  • La presentación de los estados financieros, incluidas las revelaciones; y
  • La suficiencia y adecuación de la evidencia de auditoría obtenida.

Al evaluar si los estados financieros están libres de errores materiales, el auditor debe evaluar los aspectos cualitativos de las prácticas contables de la empresa, incluido el posible sesgo en los juicios de la administración sobre los montos y las revelaciones en los estados financieros.

Supongamos que el auditor identifica sesgos en los juicios de la administración sobre los montos y las revelaciones en los estados financieros.

En ese caso, el auditor debe evaluar si el efecto de ese sesgo y el efecto de incorrecciones no corregidas dan como resultado una incorrección material en los estados financieros.

Además, el auditor debe evaluar si sus evaluaciones de riesgos, en particular la evaluación de los riesgos de fraude y las respuestas de auditoría relacionadas, siguen siendo apropiadas.

3. Comunicarse con el cliente

1. Comunicación de Asuntos de Estructura de Control Interno

La comunicación de la estructura de control interno representa deficiencias significativas en el diseño u operación de la estructura de control interno, lo que podría afectar negativamente la capacidad de la organización para registrar, procesar, resumir y reportar datos financieros consistentes con las afirmaciones de la administración en los estados financieros.

La comunicación debe realizarse con prontitud, ya sea durante la auditoría o después de su conclusión.

2. Comunicación de cuestiones sobre la realización de la auditoría

La comunicación con el comité de auditoría requiere que el auditor comunique ciertos asuntos sobre la realización de la auditoría a los responsables de supervisar el proceso de presentación de informes financieros.

Normalmente esta responsabilidad se asigna a un comité de auditoría de la junta directiva o a un grupo con autoridad equivalente, como un comité financiero.

El La comunicación puede ser oral o escrita. y puede ocurrir durante o poco después de la auditoría.

Cuando la comunicación sea por escrito, el informe deberá indicar que está destinado al comité de auditoría, al consejo de administración y, en su caso, a la dirección.

3. Preparación de la carta de gestión

Los auditores observan muchas facetas de la organización y operaciones comerciales del cliente durante un trabajo de auditoría.

Después de una auditoría, muchos auditores creen que es deseable escribir una carta a la gerencia, conocida como carta a la gerencia, que contenga recomendaciones que no están incluidas en la comunicación requerida con el comité de auditoría.

Estas recomendaciones suelen estar relacionadas con la mejora de la eficiencia y eficacia de las operaciones de la empresa. Las cartas a la gerencia pueden incluir comentarios sobre:

  • Asuntos de estructura de control interno que no se consideran condiciones reportables.
  • Gestión de recursos como cada inventario e inversión.
  • Asuntos relacionados con impuestos.